La diabetes no debería ser un impedimento laboral

La diabetes no debería ser un impedimento laboral

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el organismo deja de producir suficiente insulina o no la produce eficientemente. No es un secreto para nadie que requiere de muchos cuidados en la vida diaria. Por lo que en el trabajo, una persona con diabetes puede tener muchas limitaciones debido a su condición.

No obstante, si el paciente cumple con todas las recomendaciones de su médico, podrá tener una vida casi normal, dependiendo del tipo de diabetes. Increíblemente, en pleno siglo XXI, personas diabéticas se están viendo afectadas por la discriminación en el campo laboral. Muchas ofertas de empleo excluyen a personas con esta condición.

Años atrás, una persona con esta afección tenía su vida bastante limitada. Su esperanza de vida era corta debido a las complicaciones de salud que tenía a causa de los tratamientos y controles precarios. Hoy en día, todo esto es parte del pasado. Con los avances de la ciencia, una persona con diabetes puede controlar su enfermedad rigurosa y satisfactoriamente.

Discriminación en el campo laboral por diabetes

Una persona con diabetes tiene el mismo derecho de trabajar que cualquier otro mortal. Pese a esto, es en la Administración Pública donde se vive la mayor discriminación. De hecho, existe una lista de trabajos en donde las personas con esta enfermedad están prohibidos total o parcialmente:

Fuerzas Armadas, Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil. Personal, laboral o funcionario de extinción de incendios, ayudantes de instituciones penitenciarias. Tripulante de Cabina de Pasajeros, Agente de Taquilla en Metro, entre otros.

Organizaciones como ADDEISA y la FEDE (Federación Española de Diabetes) luchan por alcanzar la igualdad en el acceso del mundo laboral. También las personas y deportistas con diabetes se unen a esta lucha diariamente.

Esta discriminación proviene de aquéllos tiempos en que esta enfermedad era difícil de controlar y suponía un peligro para el paciente. En el presente, muchos se ven en la incómoda necesidad de ocultar su enfermedad para no ser discriminados. Es importante que se haga un cambio radical en las normativas actuales, así como se ha visto en el mismo tratamiento de la diabetes.

La Federación Española de Diabetes exige cambios en las normativas laborales

La FEDE ha exigido al Defensor del Pueblo, en enero de este año, que la normativa se someta a modificaciones en la medida en que sea posible. Favorablemente, fueron receptivos con las quejas y comenzaron oficialmente a ejecutar acciones.

Estos fueron algunos cambios que planteó la FEDE:

  1. Integración en los puestos de trabajo

La diabetes debe dejar de ser un obstáculo para la integración en los puestos de trabajo de la Administración Pública. Los avances médicos y sanitarios permiten tener un control de la enfermedad, por lo que una persona con diabetes podrá ejecutar sus tareas como cualquier otro.

  1. Estudiar a cada persona de manera individual

La diabetes no puede ser un motivo de exclusión de manera generalizada. Es mandatorio que se estudie cada persona de manera individual. Si se sabe qué tipo de diabetes tiene, se puede considerar si es ideal o no para desempeñar las tareas de un determinado trabajo.

  1. Más puestos de trabajo en la Administración Pública

La normativa actual debe ser modificada urgentemente. Es necesario incluir más puestos de trabajo en la Administración Pública que no excluyan a personas con esta enfermedad.

Gracias a la colaboración de muchos

Gracias a las firmas en la página web del Defensor del Pueblo por parte de numerosos pacientes, organizaciones y personas comprometidas a la causa, fue que se logró el inicio de la enmienda de la normativa laboral actual.

Son muchas las personas que sufren de esta enfermedad actualmente y es bastante triste que toda esta discriminación haya venido directamente del Estado. Un ente que debe velar por el bienestar y la seguridad de sus ciudadanos. En sus manos está darles más oportunidades de crecimiento profesional a personas con esta enfermedad.

Un monitoreo regular y una dieta sana son los elementos clave para que una persona con diabetes sea feliz y lleve una vida normal. Pueden estudiar, practicar deportes, o ser el gerente de una empresa sin ningún problema.

No existe impedimento alguno para que alguien con esta enfermedad se limite a crecer y progresar.

Autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben

 

Share this post