ESTADISTICAS: Los latinos y la diabetes

ESTADISTICAS: Los latinos y la diabetes

shutterstock_97207811La diabetes mellitus es uno de los principales retos en el área de la salud para la población hispana/latina de los Estados Unidos.

• La diabetes es la sexta causa principal de muerte entre los hispanos/latinos; y la cuarta causa principal

de muerte entre las mujeres y los ancianos hispanos.

• Los hispanos/latinos tienen mayor riesgo de desarrollar y morir de la enfermedad, y tienen dos veces

más probabilidad que otras poblaciones de sufrir de complicaciones de la diabetes, tales como

enfermedades cardíacas, alta presión arterial, ceguera, enfermedades de los riñones, amputaciones, y

daño a los nervios.

Incidencia y frecuencia de la diabetes

• La diabetes se presenta a una edad más temprana entre los hispanos/latinos, que entre individuos de

otros grupos étnicos. Entre los mexicano americanos y los puertorriqueños, la edad en la que se inicia la diabetes es entre los 30-50 años.

• En promedio, los hispanos/latinos tienen el doble de probabilidad de padecer diabetes que las personas caucásicas no hispanas de la misma edad.

• La diabetes es dos a tres veces más común entre los adultos mexicano americanos y puertorriqueños que entre los caucásicos no hispanos. Los cubano americanos tienen menores proporciones de diabetes, pero aún así son más altos que los de los caucásicos no hispanos.

• La proporción en la que se presenta la diabetes tipo 2 entre los mexicano americanos es de 110%, y entre los puertorriqueños de 120%, más alta que entre las personas caucásicas no hispanas.

• Más del 10% de todos los mexicano americanos de 20 años o mayores tiene diabetes.

• Entre las personas entre los 45 -74 años de edad, la frecuencia de la diabetes es:

➡23.9% para los mexicano americanos,

➡26.1% para los puertorriqueños,

➡15.8% para los cubano americanos, y

➡12% para los caucásicos no hispanos.

• Antecedentes de la enfermedad en la familia.

• Sobre peso.

• Estilo de vida sedentario.

• Fumar.

• Ser mayor de los 40 años.

• Acceso limitado a cuidado médico adecuado

 

Fuente: National Diabetes Education Program

Share this post