Consejos para prevenir la diabetes tipo 2

Consejos para prevenir la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 se caracteriza por ser una enfermedad crónica producida cuando los niveles de azúcar en la sangre aumentan, y el páncreas es incapaz por sí mismo de producir la cantidad necesaria de insulina para poder reglarlos, por lo cual muchos pacientes se ven obligados incluso a reeducarse y conocer qué comidas deben evitar.

Pese a que en principio muchos ignoran la presencia de esta silenciosa enfermedad, justamente por la ausencia de síntomas contundentes, a medida que pasa el tiempo se van desarrollando ciertos signos que pueden llegar a afectar inclusive la calidad de vida.

El hecho de no controlar a tiempo esta enfermedad, puede dar paso a otras patologías graves, tales como la hipertensión arterial, la insuficiencia renal, ceguera, entre otros.

Es por ello que los métodos preventivos cobran importancia para la buena salud de las personas. En esta ocasión te daremos a conocer ciertos consejos que son eficaces para mantener los niveles de sangre bajo control. Si padeces de diabetes, o conoces algún familiar o amigo que la padezca, quizás te interese conocer cómo bajar el azúcar de forma inmediata de tu sangre.

  1. Incrementar el consumo de fibra

Los alimentos ricos en fibra te ayudarán a regular la digestión, y también te permitirán prevenir la diabetes tipo 2 ya que contribuye a eliminar el exceso de azúcar en la sangre, a la vez que protegerán la salud de tu corazón.

Además estos beneficios, también te ayudará a sentir saciedad, lo cual te permitirá controlar la ansiedad. Algunos de los alimentos ricos en fibra son: los cereales integrales, las frutas y verduras, las semillas y los frutos secos.

  1. Dejar de fumar

Este mal hábito posee efectos secundarios que repercuten en la salud del sistema respiratorio, e influye en otros sistemas del organismo, de forma negativa.

Quienes no logran dejar el tabaco tienen mayor probabilidad de sufrir descontrol en los niveles de azúcar en la sangre, así como un aumento en el colesterol y los triglicéridos, así como problemas de presión arterial.

  1. Evitar el sobrepeso

Si tienes problemas de sobrepeso debes trabajar en ello para prevenir los problemas que acarrea. En este caso conviene mejorar los hábitos alimenticios y las rutinas de ejercicio, para obtener un peso equilibrado y sano.

Cada kilogramo de peso que logres perder se traducirá en un beneficio para prevenir la diabetes, así como otras patologías asociadas.

Al padecer sobrepeso, el riesgo a desarrollar diabetes tipo 2 aumenta más del doble, especialmente si se tienen antecedentes familiares.

  1. Hacer actividad física regular

Es recomendable practicar de forma diaria varios ejercicios para regular los niveles de azúcar en la sangre, además del sobrepeso.

La actividad física permite activar los principales sistemas del cuerpo y contribuye a mejorar la actividad metabólica.

Tan sólo 30 minutos de ejercicio diario pueden ayudar a evitar la diabetes y los problemas cardiovasculares.

  1. Reducir la ingesta alimentos que contengan azúcares refinadas

El azúcar refinado genera una grave adicción en el cuerpo, ya que es muy difícil de dejar, y lo peor es que se encuentra presente en muchos de los alimentos que se venden en el mercado, por lo cual parece imposible no ingerir algunos cuantos gramos al día.

Lo que sí es posible es reducir lo más que se pueda la ingesta de los alimentos que posean cantidades significativas de azucares, tales como: los bizcochos y dulces de panadería, bombones, chocolatinas, frutas en almíbar, mieles industriales, salsas y refrescos y gaseosas.

  1. Ingerir toronjas antes de las comidas

Ingerir toronja antes de dos de las comidas principales puede reducir de manera significativa el riesgo de diabetes tipo 2 y de obesidad. Pues, este cítrico contiene el flavonoide llamado naringenina, el cual es capaz de mejorar la reacción de las células hacia la insulina. NOTA: Antes de consumir toronja, verifica con tu médico si esta no interfiere con algún medicamento que tomes regularmente. 

  1. Hacerse chequeos médicos regulares

Es importante realizarse un análisis de sangre, al menos una vez al año, para detectar a tiempo el riesgo de padecer diabetes tipo 2, especialmente si se tiene conocimiento que existen antecedentes familiares.

Asistir al control médico de forma regular te permitirá estar seguro que todo está bien.

Si consideras todos estos consejos puedes evitar los riesgos que implica esta enfermedad, además de conseguir grandes mejoras en tu salud a modo general, dado el impacto positivo que generan estos hábitos saludables.

Para quienes ya tienen el diagnostico de diabetes, pueden considerar los hábitos acá mencionados como un complemento a su tratamiento, indicado por el especialista.

Autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben

 

Share this post